miércoles, 9 de mayo de 2018

DE ROCESVALLES A FISTERRA, Camino de Santiago en BTT. (2ª parte) Abril-18



Aquí la primera parte, seguimos contando nuestra aventura con el resto de etapas del camino.



 
8ª Etapa. Molinaseca - Ruitelán
54.3 km. / 3 horas 50 minutos más las paradas / 674 m. de desnivel positivo
 
La etapa de hoy será de semidescanso, recorreremos el Bierzo y nos quedaremos en la base de O Cebreiro, para el día siguiente hacer la ascensión descansados. Amanece con frío y niebla y comenzamos a dar pedales más abrigados que otros días, el primer alto en el camino llega pronto, a los 8 km llegamos a Ponferrada, y vamos en busca del decarton, para que Pedro cambie la cubierta rajada. Una vez reparada la avería, seguimos camino, pero con calma, la etapa es corta y vamos dosificando. Paramos en Camponaraya, donde almorzamos y ya con fuerzas renovadas continuamos marcha, siempre en ligero ascenso, para pasar por Villafranca y luego continuar por un camino asfaltado paralelo a la carretera nacional y protegido de esta por un muro. Así poco a poco vamos subiendo hasta llegar a Ruitelán, donde pararemos.
Aquí nos hospedamos en el albergue Pequeño Potala, un gran sitio, el mejor y mas barato donde hemos estado, por 16 €, la media pensión, con una gran cena y un mejor desayuno.
 
Ponferrada al fondo entre nieblas, mañana triste y fría
 Entrando a Ponferrada
 Cruzando Ponferrada en busca del decarton

Reparando la avería, la única en todo el camino
 Mucho camino asfaltado por esta zona
 La primavera ya está por aquí
 Cruzando por viñedos
Saliendo de Villafranca
 Ya estamos en continuo subir, y como nos dijo Ferrerito a comenzado el rock and roll
 Contemplamos los grandes viaductos de la autovía
 Y para la hora de comer llegamos a nuestro destino
Dando un paseo
El gran albergue Pequeño Potala
  
9ª Etapa. Ruitelán - Sarria
60 km. / 4 horas 25 minutos más las paradas / 1244 m. de desnivel positivo

En esta etapa tenemos por delante la gran subida hasta O Cebreiro, la entrada a Galicia. Comenzamos desde la salida en continua subida, al principio suave, pero la carretera enseguida se empieza a empinar. Pasamos por las Herrerias y por empinada cuesta llegamos al cruce de La Faba, nosotros seguimos por la carretera, tenemos por delante 8 km de subidas con duras rampas que llegan hasta el 14% y no bajando del 8 % salvo algún descanso como es el paso por La Laguna. Finalmente llegamos a O Cebreiro. Galicia nos recibe,  como no,  con frío y niebla  que moja, así que las fotos de rigor, visita a la ermita y a seguir. Primero con pequeño descenso y nueva subida hasta el alto de San Roque, donde parece que la niebla desaparece, pero no subiendo al alto de Poio, se hace mas densa y fría y llega a caer hasta pequeños granizos. Desde el alto de Poio, rápida y fría bajada, marca 1 grado, hasta llegar a Triacastela donde paramos a calentarnos y almorzar. Lo duro de la etapa ya lo hemos hecho, ahora ya solo nos queda disfrutar de las bonitas sendas gallegas entre prados y castaños y del agua recorriendo en todos los rincones. Así llegamos a Sarria, donde nos cuesta buscar albergue, es viernes y víspera de un puente de cuatro días, y está lleno de peregrinos, que vienen hacer esos últimos cien km.  del camino. Al final nos hospedamos en el albergue Obradoiro.

Gran desayuno en el albergue Pequeño Potala
En Herrerias las primeras rampas para ir calentando
Y antes de La Faba ya grandes
El cruce del camino y de la carretera
 El valle que vamos dejando abajo, la niebla reina por las cumbres
Menudo titán que subida mas buena hizo, a su ritmo
 La carretera se empina
 Todavía queda para llegar a La Laguna
Peregrinos caminando por el camino, la carretera va por la parte de arriba
 La Laguna ya ha quedado abajo
 Y llegamos a O Cebreiro
 Foto en la puerta de la ermita, tal día como este hace tres años estaba pasando por el quirófano, ya recuperados de aquello
Pasando por el alto de San Roque
Y sin pausa comienza la subida al alto de Poio
Entre niebla espesa y frío llegamos a su cima
 Y comenzamos un largo y frío descenso, 1 grado me marcaba 

Gran colorido ya en la parte de abajo
Grandes rincones esconden estos caminos gallegos
 Bonita senda a pesar de estar todos los arboles quemados
 Monasterio de Samos
 Menudo rincón mas chulo
Y llegamos a Sarria
 También tenemos tiempo para chupitos, todo no va ser dar pedales








10ª Etapa. Sarria - Arzúa
78.6 km. / 6 horas 35 minutos más las paradas / 1650 m. de desnivel positivo

La etapa de hoy es una auténtica procesión de peregrinos a pie,  comenzamos con una fuerte subida de inicio para entrar en calor, unos 5 km. de subida con fuertes rampas y descansos y esquivando a los peregrinos, el ritmo es lento, luego vienen unos kilómetros por bonitos caminos entre abundante vegetación, y cruzando pequeñas regatas de agua, pasando por muchas aldeas, alternando subidas con bajadas. Junto a la aldea de Brea encontramos el hito indicador del km 100, donde paramos para hacer fotos. Hasta llegar a una bajada larga que nos deja en Portomarín. Aquí comienza una larga subida hasta Hospital Cruz, de unos 12 km. para luego continuar en continuos sube y bajas hasta Palas de Rei y Melide, alternando caminos con pequeñas carretera asfaltadas. Llegamos a Melide, lo que iba a ser nuestro final, pero son las dos de la tarde y sigue el sol, así que unas tapas de pulpo y embutido y reponer fuerzas para seguir hasta Arzúa, y eso que ganamos para el día siguiente que dan agua todo el día.
A Arzúa llegamos y comienzan a caer las primeras gotas de una gran tormenta, pero nos da tiempo de buscar albergue, aunque están bastante llenos, y nos hospedamos en un albergue turístico, en un gran chalet, donde tenemos una habitación para nosotros solos. Los dueños nos aconsejan cenar en Casa Teodora y la verdad que muy buena cena.
 
Los primeros kilómetros son una auténtica procesión de peregrinos a pie  

Los caminos entre arboles y vegetación son una pasada

Tenemos tramos por donde corre el agua por el camino, aunque hay piedras para circular


Tiempo de reagrupamiento, las duras cuestas de esta etapa pasaran factura

Foto en el hito de 100 km para Santiago

También tenemos entretenidos descensos, pero con cuidado que las alforjas tiran

Y llegamos a Portomarín

En una de las múltiples subidas

Seguimos compartiendo camino con muchos peregrinos a pie, una constante durante toda la etapa

Aunque hay momentos que disfrutamos de la soledad del camino



En Melide toca degustar su famoso pulpo, y la verdad no defrauda
Pulpo a feira

De camino a Arzúa seguimos por bonitos caminos

Grandes prados los que nos rodean, y con esta imagen llegamos al final de la etapa, a 38 km de Santiago

 
11ª Etapa. Arzúa - Santiago de Compostela43 km. / 3 horas 40 minutos más las paradas / 735 m. de desnivel positivo

 
La previsión de la meteo se ha cumplido, y sigue lloviendo, a pesar de madrugar pensando que las primeras horas de la mañana no llovería, pero no llueve abundantemente a las siete de la mañana. Decidimos dormir un rato más hasta la nueve y luego decidir que hacer, nos levantamos y vemos que ya no llueve y que parece que va salir el sol, así que a desayunar rápido y a pedalear.
Rápido desayuno y comenzamos con fresco pero sin llover, así nos aguanta una hora más o menos, aunque los caminos están todos embarrados, seguimos por ellos, mejor que por carretera, bastante transitada. Comienza a llover, pero seguimos enfundados en el chubasquero vamos recorriendo kilómetros, transitando por camino en subes y bajas entre bosques de eucaliptos. Estamos calados y con frío y paramos en Amenal, a tomar algo caliente y comer un poco. Al volver a la bici deja de llover y hacemos toda la subida hasta el monte do Gozo sin llover. A la entrada a Santiago vuelve a llover copiosamente, lo que nos hace resguardarnos en unos porches un buen rato, para luego continuar hasta la plaza de la catedral, donde llegamos helados. Disfrutamos como podemos del momento, lloviendo no es lo mismo que con sol, pero bueno tampoco nos vamos a quejar que hemos tenido todos los días buenos menos este.
Fotos, compostelana, y para el apartamento a por una ducha de agua caliente, que nos la merecemos. Luego se nos junta Raúl, que ha venido desde Soria, con la furgo para devolvernos a casa, y todos juntos no vamos de vinos por Santiago y a por una buena cena.
 
Comenzando por las calles de Arzúa
 Caminos embarrados y llenos de peregrinos a pie
Día lluvioso y de pocas paradas
 
 
Estos caminos entre vegetación y con la lluvia son pura magia
 Los peregrinos no hacen hueco para pasar
Paradita para calentarnos y seguir 
Por unos momentos sale el sol y se agradece 
 Y llegamos al monte do Gozo, y ya tenemos Santiago a la vista, y la nube que tiene encima
Posando en el monte do Gozo 
 A la entrada a Santiago la lluvia es abundante y nos hace refugiarnos
 Y por fin llegamos a la catedral, aunque la mañana está bastante desagradable


Pero contentos estamos un rato, lo hemos conseguido
 
 
 
Y después de una ducha caliente hay que celebrarlo con unos ribeiros
 
 
 12ª Etapa. Santiago (Olveira) - Fisterra
 38.4 km. / 2 horas 30 minutos más las paradas / 700 m. de desnivel positivo
 
La idea inicial era ir de Santiago hasta Fisterra, pero la meteo no estuvo de nuestra parte, y tampoco era cuestión de madrugar y hacer 40 km lloviendo. Así que nos levantamos y llovía en Santiago, con tranquilidad recoger y desayunar meter todo a la furgo y dirigirnos hasta Olveira, a unos 50 km. de Santiago y 38 km. de Fisterra. Poco a poco va mejorando el día, y para las once de la mañana deja de llover, para esa hora ya estamos preparando de nuevo las bicis para comenzar esta etapa hasta el fin del mundo. Hoy vamos sin alforjas y se nota el peso, mucho mas ligeros, aunque las cuestas siguen costando. Cachi hoy no nos acompaña, que ya ha tenido bastante, y se va en la furgo con Raúl, de apoyo.
Con esta variación de la etapa, nos hemos quitado la parte inicial, unos 50 km. y la mas dura, unos 1000 m. de desnivel.
Comenzamos a pedalear por anchas pistas en continuas subidas y bajas, rodeados de pinos, eucaliptos y verdes prados, pasamos por un par de aldeas y en un tramo por carretera llegamos al cruce donde se dividen los caminos, o a  Muxia o a Fisterra, este es nuestro destino. Seguimos las anchas pistas, con un tramo en subida y bajada con bastantes piedras y en mal estado para volver a una buena pista. Justo cuando comienza una larga y empinada bajada tenemos las primeras vistas del cabo Finisterre y las aguas del Atlántico. Bajamos rápidos hasta Camiños Cháns. En este punto tomamos la C-550, que nos lleva hasta el mismo centro de Cee. Allí nos están esperando nuestros amigos, compartimos unos minutos de descanso con ellos y continuamos marcha.
Desde Cee seguimos las marcas que nos suben a lo alto del pueblo y luego por bonitas sendas, siempre con vistas a la ría, vamos pasando por las localidades de  Corcubión y  Sardiñeiro y tras un descenso terminar en la playa de Longosteira, y tras recorrer su orilla terminaremos en el pueblo de Fisterra, que cruzaremos y ya por carretera terminamos subiendo hasta el mismo faro de Fisterra.
Allí nos esperan nuestros amigos para dar por terminados nuestro recorrido en bici, porque todavía queda celebrarlo con una buena mariscada y el viaje de vuelta a casa.
 
Comenzando en Olveira, todavía se escapan gotas de agua, pero nada, para adelante
 Mis tres compañeros de ruta
Hoy también tenemos cortas pero duras rampas
Y largas rectas para rodar
 Primeras vistas del Atlántico
 Ya vemos Cee
 El paisaje cambia radicalmente, cambiamos la hierba por el agua


 Nos juntamos con el equipo de apoyo

 Vamos transitando por bonitas sendas 

Ya casi estamos en la playa y Fisterra cada vez mas cerca
 El faro a tiro de zoom
 Recorriendo la playa de Longosteira, hasta llegar al pueblo

 Después de cruzar el pueblo la última subida, unas cuantas hemos hecho desde Roncesvalles- Orreaga

 Últimos metros....
El equipo al completo en el fin del mundo 

Faro de Fisterra
Hacia el horizonte del Atlántico



Y la celebración, a gusto chupamos y bebimos

Y con todo metido en la furgo
 A la carretera de vuelta a casa
 
Una gran experiencia el compartir este camino con estos amigos, que no se prodigan en hacer cosas de estas, yo encantado y ellos creo que también, así que a ver cual es la próxima.
Piño, Pirata, Cachi y Cayo gracias por todos esos momentos vividos y a tod@s que nos ayudaron a realizarlos, gracias........